Yo soy la conductora de mi infinidad

Anoche vi la película japonesa Drive My Car, que está basada en un cuento de Haruki Murakami. Tres horas de película dónde ves la vida de un actor y dramaturgo. Una parte con su esposa y otra sin ella. El cuento está incluido en una antología llamada Hombre sin mujeres. La acabo de comprar porque deseo leer todos esos cuentos.

Una de las impresiones que me han dejado sus cuentos es de realismo mágico. Algo parecido a la vez que leí Cien años de soledad de García Márquez, cuando apenas era una adolescente en espera de que me pusieran los braces para arreglarme la sonrisa.

Por otro lado, siento que en las historias de Murakami hay algo misterioso que sucede debajo de las palabras en la página y que, aunque desconozco, no desmerece la narrativa ni impide mi deseo de leerla. No sé cómo explicar lo que me sucede, pero con cada cuento repito ese desconcierto. Quizás tomaré algún párrafo de los que me gusten para transcribirlo a ver si se me pega algo de su magia. Nada como un gran escrito para inspirar o para cortar las alas. Espero saber escoger.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s