La repetición es parte del aprendizaje

Estoy maravillada del proceso creativo y de lo que produzco a pesar de que no escribo tratados de erudición como legado para la posteridad. Antes me preguntaba: ¿será posible hacer algo por mucho tiempo? ¿Algo como escribir, trabajar o mantenerse casada? Para mi sorpresa he aprendido que nada es permanente, ni siquiera mis excusas de no tener tiempo ni ganas ni marido, pero sí puedo hacer algo por un tiempo prolongado. Escribir todos los días y repetir el proceso de hilar una palabra tras otra (y que haga sentido), se puede. Trabajar por varios años en un mismo lugar a pesar de los chismes y el aburrimiento, se puede. Estar casada por 10 años (por lo menos), se puede. Llevar más tiempo divorciada que lo que estuve casada, claro que se puede.

En algún lugar escuché que la vida no es corta, es que nos encanta perder el tiempo. Como yo con la pereza en estos días, que es una gran oportunidad para perder o aprender. Decidí que de ahora en adelante tomaré apuntes en mi libreta fabulosa de la curiosidad mientras esté en esos períodos de pereza liderados por Netflix o Disney+ o Apple TV o Prime o alguna que otra insignificante plataforma de entretenimiento. Solo me detendré en la pereza o el descanso por el tiempo suficiente para interrumpir mis periodos de ansiedad o para buscar nuevas ideas que me apoyen a pensar de una manera diferente. Al final, nada es permanente y puedo repetir mis fases de actividad una y otra vez. Repetir hasta aprender.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s