La paciencia es una herramienta

Además del reto de escribir todos los días, estoy en la práctica de la paciencia. La gente en la calle guía sus autos como si solo ellos importaran. Los clientes que hacen citas a veces no llegan al sitio acordado. La gasolina y la comida resultan más caras y eso me enoja. Las distracciones son tantas que el tiempo cada vez es más corto. ¡Y yo me desespero, porque la gente y las cosas no son como yo quiero que sean!

En mi caso el control va de la mano de esa desesperación. La paciencia es el vehículo para detenerme y reconocer que no importa que yo quiera que los demás hagan lo que yo quiera, porque eso nunca va a pasar.

Reconozco que en este momento solo puedo controlar mis reacciones; me puedo sentar a escribir o a grabar; de mí depende si me baño o no. Solo espero tener la paciencia para soportar todo lo que quede fuera de mi agarre

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s