Prometer, comunicar y cumplir

“I’ve never made promises lightly,                                                                                                  and there have been some that I’ve broken…” Sting (Fields of Gold)

En las clases de blogging que tomé con mi maestra Lisandra Ramos, una de sus recomendaciones más valiosas fue la de tener cinco escritos antes de lanzar mi blog. Siempre estaría adelantada y de esa manera podía escribir con más calma cada semana sin que me matara la ansiedad.

Llevaba meses escribiendo antes de lanzar mi primer capítulo, “¿De qué me sirve procrastinar?”, pero cada semana ha ocurrido algo en mi vida que he sentido más relevante y escribo sobre eso en el momento. Cuando reviso los que había escrito previamente, ¡no me gustan! Los utilizo como la inspiración de cómo y de qué no escribir.

Estas columnas son una promesa que te hago a ti que me lees. Deseo contar una experiencia que te inspire a considerar un punto de vista distinto en la menor cantidad de palabras posible. Al mismo tiempo es una promesa que me hago a mí de perseverar en lo que deseo comunicar y en lo que te prometo. Eso sí, puede ser que mi comunicación no sea perfecta, pero sí arriesgada y comprometida.

Hace unos años descubrí que cuando me comunico voy sanando mi vida de experiencias dolorosas. Pertenezco a una organización llamada Toastmasters que tiene como propósito desarrollar destrezas de oratoria y liderazgo en sus integrantes. Las prácticas que más me han beneficiado de Toastmasters son preparar discursos y ofrecerlos ante una audiencia. Al preparar discursos, deseo hacer sentido de lo que he vivido y al ofrecerlos ante un público evalúo las historias en mi cabeza para poder soltarlas al reconocerlas.

Esas historias siempre son una interpretación de los hechos. Al comunicarlas y entenderlas se abre un espacio que completa mi cuerpo, lo sana y lo libera del dolor que ocasionan esas memorias. Esta promesa que me hago de ser vulnerable y franca ante un público me sana.  Y a ti, ¿qué promesa puede apoyarte a vivir o a liberarte del dolor?¿Qué promesa puede ayudarte a actuar?

Esta semana me tardé en publicar este nuevo episodio de mi vida y me causó ansiedad la tardanza en cumplir lo que te prometí. Quizás porque reconozco la importancia de cumplir es que pauso en comprometerme. Quizás por eso lo pensé tanto tiempo antes de lanzar el blog. Esto me llevó a observar mis días y me pregunté ¿cómo puedo mejorar mi capacidad de compromiso? Haciendo lo que hago aquí: pausando, comunicando y cumpliendo.

2 thoughts on “Prometer, comunicar y cumplir

  1. La promesa sostiene: cuando lo tienes todo, cuando no queda nada. Cuando no quieres mirarte,en el espejo y aún así estas clara de que eventualmente te mirarás y no habrá nadie más que tú ante cada una de esas todas muchas promesas.

    Así es, así me pasa y con eso callo las voces que habitan en la azotea (sí, somos vecinas). Cuando me miro al espejo quiero silencio, paz y orgullo. Quiero ser, estar en integridad.

    Promete escribir más y provocar, provocarme, provocarnos.

    Like

  2. Mari, your words fill me with a peace I can not explain. When I pause and think about it, it helps me understand that we have a great connection. No matter how far apart we are that connection will not be broken. I promise you, that your words fill me with peace because you are finally sharing them with us. I’ve been waiting for that for a long time.

    Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s