Es efímera la vida

Cincuenta y dos años tenía Omayra cuando dejó su cuerpo hace 3 días. Ver sus fotos en Facebook me lleva a pensar que está todavía. Joven. Generosa, con otros. Una maestra.

Estamos hoy aquí. Mañana no sabemos.

Es una buena práctica reflexionar sobre la muerte. Memento mori, recuerda que morirás. Y no es desear morirte, que es otra cosa. Es recordar que la vida es efímera en la gran escala del universo. Esta vida es un micro segundo del espacio reservado para vivir. Pensar que los dinosaurios vivieron millones de años y los humanos llevamos solo una fracción de su total…

Aunque quizás no es que tenga poco tiempo. Simplemente no lo aprovecho. No sé en qué inviertas tu tiempo, pero yo muchas veces lo invierto en gastarlo, que no es invertir. Me quejo o me callo. No aprovecho la oportunidad. No tanto por mí, pero por tantas otras personas a las que podría ayudar. Me mantengo en una zona de comodidad que me permite ocuparme solo de mí.

Y vuelvo a recordar a Omayra. Agradezco su generosidad. Es un ejemplo para mí de cómo apoyar a otros aun desde un espacio de dolor. Espero aprovechar lo que me quede.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s